Lo de las manchas de sangre, colgajos y eso, a mi no me va mucho. Aunque me encanten las películas de terror, en la deco prefiero que no. Sin embargo, a Bruno le encanta Halloween. Y yo me apunto a un bombardeo, así que ¿decoramos un Halloween no terrorífico? Quien dice Halloween, dice una mesa otoñal con un toque con un poco de BOO!
Decorar con calabazas es lo primero que se nos viene a la mente. Por eso, me parece un planazo dedicar una tarde con los más pequeños a pintar calabazas, troquelarlas y vaciarlas no es sencillo, pero pintarlas ¡sí! 

Organizar una merienda para celebrar Halloween, con una rica tarta, globos y juegos tradicionales pero ambientados en la «terrorífica» fiesta. Negro, naranja y blanco como color principal, acierto seguro. 

Para decorar la casa, no pueden faltar los fantasmas. Puedes incluso dibujar láminas con los peques y ponerlas en los marcos de casa. ¡Seguro que les encanta ver sus obras de arte expuestas!

Y tú ¿te apuntas a un Halloween menos terrorífico?

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media

Los más visitados

Get The Latest Updates

Subscribe To Our Weekly Newsletter

No spam, notifications only about new products, updates.

Categorías

Sigue leyendo

Post Relacionados