Manuela Martín: ropa hecha a mano de primera calidad

Confección perfecta, materiales de primera calidad y la posibilidad de personalizar las prendas a nuestro gusto son algunas de las maravillas que nos regala Manuela Martín. Con el amor de lo hecho a mano y la calidez de la maternidad, esta marca de ropa hecha a mano supone la unión perfecta entre la ropa artesanal de siempre y las últimas tendencias en moda infantil.

Braguita volantón en pana verde de Manuela Martín.
Sudadera blanco roto de Manuela Martín.
Vestido camisero vichy burdeos de Manuela Martín.

Ropa hecha a mano desde la talla 0 a la 6 años, entre la que encontramos tanto modelos cargados de estilo (jesusitos llenos de detalles y peleles con cuellos únicos, por ejemplo) como esa moda infantil cómoda y especial con la que nuestros peques puedan disfrutar de una tarde de parque. La maravillosa combinación de telas de sus joggings, en la que no faltan ni el vichy ni los florales, es otra de las señas de identidad de Manuela Martín.

Sudaderas rosas de Manuela Martín.
Braguita volantón de Manuela Martín.

Aunque si hay algo que caracteriza a esta marca y que la diferencia de otras es el abanico de posibilidades que ofrece. Y es que Manuela Martín no solo apuesta por diseñar y confeccionar ropa para bebés, niños y niñas, sino que también visten a sus muñecas a juego, dando forma con ello a un universo maravilloso de moda infantil en el que cada pieza es una auténtica obra de arte.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media

Los más visitados

Get The Latest Updates

Subscribe To Our Weekly Newsletter

No spam, notifications only about new products, updates.

Categorías

Sigue leyendo

Post Relacionados

¿Jugamos a organizar?

Bienvenido nuevo año. 2022. Pórtate. Con eso nos conformamos. Con eso y con no ir pisando piezas lego por casa. Porque si no lo sabéis,