El viaje de Paulita_go: de la maternidad a ‘Mi Canesú’

Se cuentan por miles ya las personas que, cada temporada, llenan los armarios de sus pequeños (incluso los suyos propios) con las colecciones de Mi Canesú, una marca que en apenas siete años se ha convertido en referente, en creadora de tendencias, en el modelo al que muchas aspiran. Y es que la empresa forjada por Olga y Paula, las mujeres al frente de Mi Canesú, es tendencia en sí misma. Webs que se colapsan, prendas agotadas en apenas unas horas, y un fenómeno fan que tiene mucho que ver con el origen de la marca.

Y es que Mi Canesú va mucho más allá de ser una afamada firma de moda infantil, convertida en un escenario en el que todo lo que se graba con su sello se convierte en oro. Así lo demuestran los éxitos consecutivos en diferentes proyectos, tales como la colección de pijamas, los modelos exclusivos de cochecitos de muñecas, el perfume y la fragancia para el hogar o la colección de joyas, de la que habrá nuevos modelos para la próxima Navidad. Todo ello, producto del éxito de quienes están al mando, Olga y Paula.

Con más de 50.000 seguidores en Instagram, Paula Gómez, más conocida como paulita_go, se ha convertido en un fenómeno de las redes sociales. Su gusto impecable, tanto para la moda infantil como para la decoración, los viajes de ensueño que son su pasión, así como ese deseo de vivir la vida exprimiendo cada segundo han sido determinantes a la hora de convertirse en creadora de tendencias, tanto de moda infantil, gracias a su condición de diseñadora de Mi Canesú, como de lifestyle en general. Con ella hemos hablado del que, hasta el momento, es su viaje más largo y más importante, el de la maternidad, que la llevó, de manera natural, a fundar junto a Olga esta firma de moda infantil.

«Cuando nació Martín, yo tenía un restaurante y llevaba con mi madre una empresa de eventos. No tenía un minuto libre. Al convertirme en madre, ese ritmo de vida resultaba inviable. Con la llegada de mi hijo, además, empecé a disfrutar de la moda infantil, de buscar ropa para el peque y combinarla. Porque en ese momento, hace ocho años, había pocas marcas. Mucha gente me preguntaba dónde compraba la ropa, así que decidí abrir una página de Facebook para vender la ropa que a Martín se le quedaba pequeña. Mi sorpresa fue mayúscula cuando vi que todo lo que subía se vendía en poco tiempo, que el número de seguidores aumentaba de manera exponencial», nos cuenta Paula sobre sus comienzos en el mundo de la moda infantil.

«Yo conocí a Olga en un foro de bodas, tuvimos mucha conexión pero solo habíamos hablado por internet o por teléfono. Ella tenía dos niñas y yo sabía que también le gustaba vestirlas de forma diferente, incluso tenía a una persona que le hacía la ropa. Le propuse que se abriese una página de Facebook también y que vendiese la ropa que se les quedaba pequeña a sus hijas, lo hizo y pasó lo mismo, lo agotó todo», una situación que haría que juntas diesen forma a su sueño.

«A las dos nos encantaba la moda infantil, le habíamos dado forma a la idea de crear una marca, un día lo hablamos y decidimos lanzarnos. Fundamos la sociedad, buscamos proveedores y talleres, hicimos los primeros dibujos y en menos de lo que habíamos imaginado teníamos la tienda online abierta y la primera colección en marcha», cuenta entre risas, pensando en que «aquella primera colección de Mi Canesú fue un desastre, tuvimos que cerrar la tienda, no dábamos a basto, la demanda fue tremenda, dimos un plazo de quince días que era inviable…», reconoce. «Pero volvimos a la carga, entendimos que aquello podía funcionar, la clientela esperó pacientemente la entrega de las prendas, agrandamos el equipo, le dimos forma a todo y, poco a poco, hasta ahora».

Hasta el estallido de Mi Canesú, que sigue creciendo imparable, porque con más de 150.000 seguidores en Instagram, un volumen de ventas espectacular, unos valores muy arraigados y unos diseños que triunfan temporada tras temporada, llegando a ser referente a la hora de ver «lo que se lleva», la firma de moda infantil se ha convertido en una de las más importantes del sector. Pero, ¿dónde radica el éxito de Mi Canesú? Dice Paula que no lo sabe: «Nosotras hacemos lo que nos gusta, lo que nos apetece…creo que ese es el secreto». Y para muestra un botón.

Mientras hablamos con Paula se dirige a Madrid, a encontrarse con Olga en un hotel, porque «la colección de invierno de 2022 de Mi Canesú ya está en marcha«. Junto a ella, sus dibujos, sus propuestas. Olga tendrá las suyas. «Nos encerramos tres días en un hotel, miramos, nos damos una vuelta, nos compramos algo, volvemos…vemos qué tenemos de otras colecciones, qué nos gusta, qué no, y de aquí surge la propuesta». Un «encierro» que, con amigos, se lleva mejor. Y es que Paula y Olga ya no solo comparten firma, proyecto y sueño, comparten vida, vacaciones, familia, convertidas en dos amigas que, un día, tuvieron un sueño, lucharon contra viento y marea por conseguirlo y en el que trabajan cada segundo, pues para ellas Mi Canesú es más que un negocio, es una ilusión, es el espejo en el que ven crecer a sus hijos (modelos de excepción de cada campaña), y es el recuerdo de un viaje en que «nadie creía» y que hoy les da siete años de motivos para sonreír.

«La fecha de estreno de la nueva colección de Mi Canesú no está cerrada, depende de los talleres, pero esperamos lanzar la nueva temporada entre el 13 y el 15 de septiembre, aunque no esté todo».

Empieza la cuenta atrás.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media

Los más visitados

Get The Latest Updates

Subscribe To Our Weekly Newsletter

No spam, notifications only about new products, updates.

Categorías

Sigue leyendo

Post Relacionados